Por el interior de Andalucía

Marzo de 2023

Castillo de Aguzaderas

Fortaleza del s. XIV en un buen estado de conservación y visita, al norte de la provincia de Sevilla. Se encuentra rodeado de vastos campos de cultivo por lo que merece la pena disfrutar de las vistas desde lo alto de su torre del homenaje, si te atreves a ascender por su angosta y oscura escalera de accenso.

Interior del castillo de Aguzaderas, en la campiña sevillana
Interior del castillo de Aguzaderas, en la campiña sevillana

La panorámica del propio castillo, sus almenas y paños de muralla, así como del entorno, desde lo alto es realmente interesante.

Zahara de la Sierra

Ya en tierras de Cádiz, tras pasar junto al embalse de El Gastor, se llega a esta hermosa población que se encarama a la roca sobre la que se alza el Castillo de Zahara.

Plaza de Zahara de la Sierra

El caserío asciende por las empinadas calles que serpentean hasta el pie de la mole pétrea  junto a la que se asienta la iglesia de localidad y se abre su plaza principal desde la que se asoma un mirador que domina tono el noreste de la comarca.

Una serie de miradores a distintos niveles ofrecen además de sus vistas, un lugar de descanso entre las marcadas alturas de calles.

Rodando de camino a Setinel
Rodando de camino a Setenil

Seteníl de las Bodegas

Continuando por el noreste de la provincia de Cádiz, no muy lejos de Zahara, llegamos a esta turística localidad incrustada en las rocas horadadas por el rio Seteníl o De la Peña. El centro de la localidad, de estrechas callejuelas entre casas blancas que serpentean a distintos niveles, se extiende por el interior de las hoces formadas por el cauce fluvial.

Setenil de las Bodegas
Setenil de las Bodegas

Las cuevas que en su día excavaron los pobladores, ahora están repletas de establecimientos hosteleros y alojamientos turísticos. Nos sentamos en una terraza para disfrutar del entorno y el bullicio de los turistas que pasean por la calle que se extiende bajo la roca.

Ronda

Rodando por la provincia de Málaga, al medio día entramos en la ciudad acantilada de Ronda. A la entrada paramos a comer en un sencillo restaurante de barrio, con comida casera a un precio bastante razonable.

El tajo de Ronda y el Puente Nuevo o de Piedra
El tajo de Ronda y el Puente Nuevo o de Piedra

Después, con el alojamiento ya reservado y descargada la moto, descendemos por un empinado camino hasta la base del tajo formado por el río Guadalevin que da sentido al monumental Puente de Piedra o Puente Nuevo, construido a mediados del siglo XVIII, que con sus 98 metros fue el puente mas alto del mundo durante cerca de un siglo y ahora es la seña de esta ciudad.

Plaza de Toros de Ronda
Plaza de Toros de Ronda

Entre los atractivos de la localidad se encuentran la Plaza de Toros donde tienen lugar las Corridas Goyescas, junto a ella, el Mirador de la Hoya del Tajo, el entorno de la Plaza del Socorro con palacetes e iglesias, las murallas y las organizadas calles de su casco histórico.

Tierra de olivos.

Salimos hacia Jaén y nos adentramos en territorio poblado casi exclusivamente por campos de olivar que se pierden hasta el horizonte en cualquiera de las direcciones hacia la que se mire.

Campos de Olivos en Jaén
Campos de Olivos en Jaén

Dejamos la carretera para internarnos en esos campos a tomar algunas fotografías. Es marzo y aunque sopla una suave brisa fresca, ya comienza a notarse el calor que ha de venir en los próximos meses.

Entre los olivos
Entre los olivos

Continuamos por una pista que me lleva hacia el Castillo de La Mota, pero cuando el desnivel aumenta, el camino se descarna y dado el peso de las motos y el equipaje nos vemos obligados a darnos la vuelta y regresar hasta una carretera que conduce hacia el pueblo.

Alcalá la Real

Como en los anteriores pueblos que hemos visitado durante este viaje, esta localidad se extiende al pie de la ciudadela fortificada de origen musulmán que domina la Mota (roca).

Aunque con el paso de los siglos, la ciudadela quedó despoblada y los habitantes se asentaron y construyeron algunos edificios de valor monumental en la planicie, tan solo dedicaremos el tiempo de visita a la ciudad amurallada, las ruinas del complejo eclesial, el castillo y los restos de las tres barriadas en que se dividió el asentamiento: la militar, la eclesial y la de los artesanos.

Ciudadela fortificada de Alcalá la Real
Ciudadela fortificada de Alcalá la Real

La iglesia, que quedó destruida por los franceses a primeros del siglo XIX, es utilizada actualmente como lugar de proyección de un interesante video que recorre la historia de este lugar.

Interior de la Iglesia mayor abacial de Alcalá la Real
Interior de la Iglesia mayor abacial de Alcalá la Real

Cae la tarde y es hora de poner fin a nuestro viaje dejando atrás Andalucía por Despeñaperros para hacer noche.

 

Para otra ocasión…

Baños árabes de Ronda

Ruinas romanas de Acinipo, cerca de Setenil de las Bodegas.

Sierra de Grazalema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *