Gran Premio de Velocidad de La Bañeza

Desde 1952, cuando empezaban a aparecer los primeros circuitos de velocidad en España, en un tiempo en el que no existían en el país circuitos permanentes y escasamente algunos en el resto del mundo, se viene celebrando a mediados de agosto esta carrera que evoca el ambiente de las carreras de primigenias.

Los boxes, situados en la calle paralela a la recta de meta, son de acceso libre permitiéndose pasear por ellos para ver como los mecánicos preparan las motos o como los corredores se enfundan el mono y se concentran para salir al circuito, al igual que pasa en carreras tan míticas como el TT IOM.

El público se sitúa a pie de pista para ver correr a los pilotos a escasos centímetros. Sólo algunas alpacas de protección, que se hallan en las curvas más peligrosas, separan a los aficionados de las motos.
Podemos además movernos libremente por el circuito y ver como los pilotos trazan las distintas curvas en cada una de las cuatro categorías que se corren: Clásicas 2T, Clásicas 4T, 125 GP y Moto 3.

En el pasado, por sus calles se vio correr a grandes pilotos como Morente, Marcelino García, Benjamín Grau, Víctor Palomo, Ricardo Tormo, Ramón Torrás, Champi Herreros, Jorge Martínez Aspar, el grán Angel Nieto y más recientemente toda una leyenda: Phil Read.

Aquí dejo unas fotos de la edición 57 del 2016

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *