Gran Premio de Velocidad de La Bañeza

Desde 1952, cuando empezaban a aparecer los primeros circuitos de velocidad en España, en un tiempo en el que no existían en el país circuitos permanentes y escasamente algunos en el resto del mundo, se viene celebrando a mediados de agosto esta carrera que evoca el ambiente de las carreras de primigenias.

Los boxes, situados en la calle paralela a la recta de meta, son de acceso libre permitiéndose pasear por ellos para ver como los mecánicos preparan las motos o como los corredores se enfundan el mono y se concentran para salir al circuito, al igual que pasa en carreras tan míticas como el TT IOM.

El público se sitúa a pie de pista para ver correr a los pilotos a escasos centímetros. Sólo algunas alpacas de protección, que se hallan en las curvas más peligrosas, separan a los aficionados de las motos.


Podemos además movernos libremente por el circuito y ver como los pilotos trazan las distintas curvas en cada una de las cuatro categorías que se corren: Clásicas 2T, Clásicas 4T, 125 GP y Moto 3.

En el pasado, por sus calles se vio correr a grandes pilotos como Morente, Marcelino García, Benjamín Grau, Víctor Palomo, Ricardo Tormo, Ramón Torrás, Champi Herreros, Jorge Martínez Aspar, el grán Angel Nieto y más recientemente toda una leyenda: Phil Read.

La edición del 2016.

 

Aquí dejo algunas fotos más de la edición 57 del 2016

 

 

 

 

 

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *