Segóbriga y Alarcón, escapadas en Cuenca

La provincia de Cuenca es un filón para los amantes de las motos y las rutas. Son muchas las posibilidades que ofrecen sus carreteras, desde pueblos y restos históricos hasta paisajes y enclaves naturales de extraordinaria belleza. En esta publicación, vamos a recorrer dos enclaves históricos de gran atractivo: Segóbriga y Alarcón, situados en el entorno de la A3 – Carretera de Valencia.

El primero, perteneciente a la Hispania romana, que tantas huellas ha dejado en nuestro país. El segundo a la época medieval, al periodo de ocupación musulmana y la posterior reconquista, en este caso por el Reino de Castilla.

 

Ciudad romana de Segóbriga

Aunque las primeras noticias de su existencia la sitúan como un asentamiento celtíbero, es durante la etapa romana, más concretamente entre los siglos I al III cuando adquiere su mayor relevancia como municipium, por ser un punto estratégico como encrucijada de caminos así como un importante núcleo comercial por la actividad minera que desarrolla.

En el Teatro Romano de Segóbriga
En el Teatro Romano de Segóbriga

De esta época se deben la construcción de sus murallas y estructuras defensivas, sus construcciones monumentales de edificios públicos y de ocio entre los que destacan el Teatro, Anfiteatro, las Termas y un importante Foro y Basílica. La culminación de todas estas obras coincide con el mandato de Vespasiano y a ella corresponde el momento de máximo esplendor de la ciudad.

Graderío del Teatro Romano de Segóbriga
Graderío del Teatro Romano de Segóbriga

Posteriormente se inicia su declive, aunque aún en la época visigoda gozó de cierta importancia hasta que, con motivo de la invasión musulmana, queda completamente despoblada.

Recreación de como fue Segóbriga durante la época romana
Recreación de como fue Segóbriga durante la época romana

 

Ver también en las cercanías: Castillo de Saelices

A no mucha distancia del enclave arqueológico de Segóbriga, en mitad del campo, se encuentran las ruinas del que fue el Castillo de Saelices. Para llegar hasta él, habrá que tomar una pista de tierra, en buen estado, a la altura del desvío entre la CM-310 y la A3.

 

Alarcón

El monumento más destacado de esta villa, declarada Conjunto Histórico-Artístico, es su expectacular castillo dominando el promontorio sobre el meandro del río Júcar.

Llegando a Alarcón, con su imponente Fortaleza de fondo
Llegando a Alarcón, con su imponente Fortaleza de fondo

La inexpugnable fortaleza medieval de origen musulmán construida en el siglo VIII, fue conquistada por el rey Alfonso VIII de Castilla en 1184, convirtiéndose en un estratégico enclave con su torre del homenaje dominando los territorios que se abrían hasta la frontera con el Reino de Valencia.

Además son destacadas también las iglesias de Santo Domingo, de San Juan Bautista, de La Trinidad y de Santa María.

La hoz sobre del Río Jucar
La hoz sobre del Río Júcar

Las vistas panorámicas de toda la hoz, los restos de sus murallas y fortificaciones, los cañones sobre los que vuelan los buitres y el cauce del Júcar, ofrecen un inigualable escenario para la fotografía.

 

Ver también en las cercanías: Ciudad romana de Valeria

No muy retirada de Alarcón, tomando dirección hacia Cuenca capital, se encuentra la ciudad romana de Valeria, un importante yacimiento arqueológico situado en torno de la hoz del río Gritos, en la localidad de igual nombre, municipio de Las Valeras.

 

Otras publicaciones relacionadas:

Costa sureste española 2017. Parte III: Regreso por las serranías del interior

 

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *