El Volcán Quilotoa

San Pedro de Riobamba

Fundada por por Diego de Almagro el 15 de agosto de 1534 junto a la Laguna de Colta (a unos km del actual emplazamiento) siendo una de las ciudades más grandes y bellas de Las Américas hasta  el 4 de febrero de 1797, cuando un devastador terremoto la destruíria por completo.

Su refundación y la importancia que de nuevo tomó, hicieron de ella una de las principales urbes de La Gran Colombia. Las calles empedradas y los monumentales edificios que se suceden a lo largo de todo el centro denotan la importancia histórica de la ciudad.

Catedral de San Pedro de Riobamba
Catedral de San Pedro de Riobamba

En el parque de Maldonado, frente al la Catedral de San Pedro, se encuentra el Museo de la Ciudad. Los edificios palaciegos estan porticados y son de un bello estilo colonial.

Soportales del Palacio que alberga el Museo de la Ciudad.
Soportales del Palacio que alberga el Museo de la Ciudad.

El Cañón del Río Toachi

De camino hacia Quilotoa aparece, escondido entre el aparentemente llano altiplano andino, este imponente corte oradado en el terreno por el Río Toachi.

Aparcados junto a la carretera apenas se aprecia la endidura en el terreno creada por el Río Toachi
Aparcados junto a la carretera apenas se aprecia la endidura en el terreno creada por el Río Toachi

Recorriendo el altiplano, los paisajes son fabulosos. Por las verdes praderas vemos con frecuencia rebaños de llamas y alpacas, así como sencillas construcciones de paja donde los nativos esquilan sus lanas y tejen prendas de vestir.

Llamas y alpacas en el altiplano
Llamas y alpacas en el altiplano

Volcán y laguna de Quilotoa

Este volcán sufrió un colapso y posterior erupción hace algo más de 800 años. Posteriormente la caldera del volcan quedó inundada formando la actual laguna de más de 3km de ancho y 250m de profundidad.

Acceso a Quilotoa.
Acceso al Quilotoa.

En ella, a 3500m.s.n.m.,  se puede practicar kayak. Tambien hay un alojamiento básico en su orilla.

Personas, mulas, alpacas, todos suben y bajan por la empinada pendiente del crater del Quilotoa.
Personas, mulas, alpacas, todos suben y bajan por la empinada pendiente del crater del Quilotoa.

La subida desde la laguna es tremendamente empinada y en mi caso, siendo el primer día de aclimatación a las alturas, al rededor de los 4000m sobre el nivel del mar, era impensable llegar a la cima por mi propio pie.

Subiendo en mula desde la Laguna del QuilotoaSubiendo en mula desde la Laguna del Quilotoa
Subiendo en mula desde la Laguna del Quilotoa

El Chimborazo.

El gran volcán es el referente de toda la región, aunque no el único existente, pero si el mayor. Lamentablemente no pude visitarle, como estaba en mis planes, debido a las nieblas que le cubrieron durante los días que estuve por la zona.

Carnes a la piedra del Chimborazo en una hosteria.
Comemos carne a la piedra del Chimborazo en una hosteri,de regreso a Riobamba.

Me tuve que conformar con verle desde la lejanía, al amanecer de cada día, antes de que las nuves lo cubriesen.

En el Volcán del Quilotoa, a 4200m.s.n.m. con la Laguna debajo.

4 comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *