Girar la llave, meter primera y rumbo al mundo…

Tarifa, Al sur del sur

Atravesando países

Desde 2013, año en el que atravesé por primera vez en moto las fronteras de mi país, han sido muchos los lugares que he visitado en diversos viajes, muy distintos unos de otros. Durante estos años he viajado sólo y acompañado, en meses fríos y calidos, a lugares míticos para un motero y a destinos turísticos…

En largas travesías he recorrido tierras de España, Francia, Inglaterra, Italia, Portugal y he cruzado el Atlántico para adentrarme por las tierras de Colombia. Sobre dos ruedas he atravesado los Pirineos, subido a los Alpes y recorrido los Andes. He cruzado bajo el mar junto a mi moto y he hecho miles de kilómetros junto a muchas costas, he visto añocecher cojido al manillar en altas montañas, en paradisiacos valles, en mitad de tierras desuertas o junto a hermosos rios y mares.

He comido a pie de carretera, probado mil frutas, cafes, platos típicos. He dormido en tiendas de campaña, en barcos, hoteles de toda condición, albergues y hasta en caravanas alquiladas. Y de lo que más agradecido me siento es de haber podido contemplar cientos de hermosos paisajes, de haber visto cambiar poco a poco un país para irse pareciendo al siguiente, de haber conocido y disfrutado con mucha gente que me encontré a lo largo del camino; En definitiva, de haberme llenado de vida.

Y cada vez que giro la llave del contacto, todas las ilusiones y sensaciones renacen de nuevo como si del primer viaje se tratase.

Siempre miro un mapa, empiezo a trazar una nueva ruta buscando el camino por el que perderme para encontrarme con lo que más me gusta ser: viajero en moto.

(continuará el relato ….)

Ascenso a Santa Elena, pasado Las Mellizas

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *