Viajar por España

Una de mis grandes pasiones desde adolescente ha sido viajar. Gracias a ello, como mochilero, en InterRail, en transportes públicos, en coche y en moto, he conocido un montón de maravillosos lugares en distintos países. Sin embargo, siendo cierto que no descartaría para viajar en moto ni un solo país de los que he visitado, y de los que me quedan por visitar, lo cierto es que dejando al margen mi lógico cariño que por estas tierras siento como español: España es probablemente de los mejores para hacerlo como voy a explicar.

Formigal BMW Riders Alt
Portalet. Pirineo aragonés

El viajero que decide emprender un viaje “lo más a la aventura posible“, principalmente busca adentrarse en paisajes imponentes y variados, guardar en su memoria (y la de su cámara) iconos exóticos y característicos de las tierras que visita..

N340 Junto al Mediterraneo

… disfrutar de la cultura, la gastronomía, la historia, las costumbres y las gentes que encontrará a su paso y, todo ello siguiendo el curso de carreteras divertidas, en buen estado y de ciudades seguras y con fácil acceso a todas aquellas cosas que pueda necesitar.

La Aldea del Rocío (Parque Nacional de Doñana)

 

España diversa en paisajes, culturas y tradiciones

Sin duda, la densa historia de la península ibérica, tierra de paso y asentamiento de muy distintas civilizaciones y cuna de hombres cuyas gestas se convirtieron en universales, han dejado una marcada y hermosa huella en estas tierras.

Medellín. Cuna de Hernán Cortes

Por otra parte, desde un enfoque físico: las grandes montañas repartidas a lo largo y ancho de su geografía, las paradisíacas playas que enmarcan la peninsula, los maravillosos bosques y valles o fabulosas praderas y desiertos se suceden en el camino, a corta distancia todo ello, lo que permite al viajero experimentar una continua sensación de sorpresa a lo largo de la jornada.

Vejer de La Frontera
Vejer de La Frontera

Y de igual forma, ciudades medievales, castillos, molinos, palacios y enclaves árabes, pueblos blancos y ciudades modernas se entremezclan permitiendo al viajero sentirse envuelto en una atmósfera que traslada sus sentidos desde las Islas Griegas hasta las villas de Juego de Tronos, o evocar las andanzas del universal Hidalgo Don Quijote de la Mancha y su incansable escudero Sancho.

La variación climática y la marcada diferencia que provocan en sus paisajes las 4 estaciones de las que disfruta el país, permiten redescubrir lugares ya visitados con anterioridad, desde una perspeciva completamente distinta a la recordada con anterioridad. En España no puede decierse “estuve en (…), “, sino que habrá que decir “visité (…) en primavera, o verano, u otoño, o invierno …”

Castillo de Turégano

Y si los paisajes son eterogeneos, tanto o más lo son la gastronomía y las fiestas. ¿que visitante no conoce la paella y los arroces del levante, los pescados del norte o los mariscos y empanadas de Galicia, la sidra, la fabada de Asturias, las carnes asadas y magníficos vinos de Castilla, el “pescaito frito” del sur y aromáticos vinos, la grandiosa huerta murciana, y así se podría seguir con el jamón, el gazpacho, la tortilla de patatas, el aceite de oliva y tantos y tantos otros símbolos de la cocina española?

Pero si la mesa variada, las fiestas no lo son menos: Las Fallas, los Sanfermines, Fiestas de Moros y Cristianos, Semana Santa, Feria de Abril, Fiestas del Pilar, Carnavales, celebraciones de Santiago Apóstol y su milenario camino, etcetera…. son solo algunas de las que su fama ha traspasado las fronteras, sin embargo son solo un puñado de las muchísimas actividades, festejos y conmemoraciones de hechos historicos que se pueden disfrutar por toda la geografia del pais.

Plaza porticada en Zafra

Iconos de Carretera

De igual forma que el viajero busca la fotografía bajo la señal de la Ruta 66, en España el Toro de Osborne, la botella de Tío Pepe o el Quijote y Sancho son algunos de los iconos universalmente asociados a este país.

Las carreteras, de norte a sur y de este a oeste estan salpicadas de imagenes iconicas que el visitante extrangero identifica inequivocamente con España.  Los molinos de viento, almenas de castillos o referencias a productos tan españoles como el jamón, el aceite de oliva o el vino aparecen con frecuencia en todo momento.

Toro de Osborne (Vejer)

Carreteras de calidad atravesando paisajes maravillosos.

Desde atravesar desiertos como los de Tabernes en Almería, Los Monegros en Aragón o las Bárdenas Reales en Navarra, hasta coronar inmensas montañas como los Pirineos, Picos de Europa, El sistema Central, o las de las sierras del Sur como Sierra Monera o Sierra Nevada, es posible hacerlo por vias en un estado magnífico de conservación, incluso aun apartándose de la red Nacional de Carreteras o de las vias principales.

Desierto de Los Monegros

Conducir jornadas sin fin junto al mar, ya sea el Mediterráneo, el Atlántico o el Cantábrico. Asomarse al extremo Sur de Europa para contemplar África “a tiro de piedra”.

Tarifa, extremo sur de la península y por ende, de Europa.

Todo ello y más se puede disfrutar por una red de carreteras en un magnífico estado, por lo general.

Playa de Matalascañas (Huelva)

Gentes abiertas y alegres

Los españoles son por lo general alegres, bullosos, amantes del buen vivir, de la fiesta y abiertos de trato. La gente es de fácil conversación y predispuesta a indicar y ayudar al viajero. Como en todos los lugares del mundo, las gentes sencillas de los pueblos pequeños son más acogedores y predispuestos a charlar y escuchar por lo que en muchas ocasiones son la mejor manera de conocer muchos tesoros paisajisticos,  históricos, o simplemente curiosidades que nunca aparecerán en las guías de viaje que hayas consultado.

Así me ha pasado en muchos de mis viajes: si no hubiera sido por algun paisano, jamás habria conocido buena parte de los lugares interesantes que he visitado en mi vida.

 

Facilidad de servicios.

Alojarse en un hotel modesto o de calidad, a cualquier hora del día, en casi cualquier lugar, es fácil. Encontrar donde comer, conectarse a internet o cubrir las necesidades básicas de un viajero no requiere ninguna dificultad.

España es un país alegre y seguro, de sencillo acceso a alojamiento, manutención, repostaje, servicios monetarios, administrativos y sanitarios.

 

Ver mas…

Extremadura:

Ruta de los conquistadores extremeños.

Extremadura y costa Gaditana

 

Andalucía:

Costa sureste española

El sur del Sur

N340 – La carretera del Mediterraneo

Extremadura y costa Gaditana

De la Costa del Sol a la levantina

 

Castilla y León

Ruta por las fortificaciones y castillos de Segovia.

Ruta por los pueblos Turísticos de Segovia 1

 

Comunidad Valenciana

Costa sureste española

De la Costa del Sol a la levantina

 

Aragón y Castilla La Mancha

Ruta por las Serranías del Interior: Cuenca y Teruel.

 

Madrid

Madrid en Moto

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *